Plan de Formación 2004 - 05
Guía 5
  Llenad vuestro nombre
   

1.-Un nombre: María 
en el Evangelio (algunos textos significativos)
         

(Lc. 1,26…), una joven desposada con un varón, que acoge con sorpresa el plan  de Dios sobre su vida, que dialoga, se interroga, confía  y exclama: he aquí la sierva del Señor, hágase en mí según tu Palabra (Lc. 1, 38) 

(Lc. 1,39…) la mujer que se pone en camino, confirma y es confirmada en el don recibido, que alaba la acción gratuita de Dios en ella y proclama el modo de actuar de Dios de generación en generación: Magnificat (Lc. 1, 46) 

(Lc. 2, 6) la madre de Jesús, que guarda todo en el corazón (Lc. 2, 19; 2, 51), que peregrina en la fe, en la confianza, desde Nazaret a la Cruz, (Jn. 25)

 (Lc. 8,21) la que escucha la Palabra, se va haciendo discípula, seguidora del Hijo

 (Jn. 2, 3…) La mujer que cae en la cuenta de las necesidades de los otros y adelanta la solución: No tienen vino

 (Jn 19, 26) La madre de los hijos, de la Iglesia: Ahí tienes a tu  hijo…

 2.- María para la Compañía

 Nuestra Señora, Madre, Protectora, modelo (referente)

Síntesis de nuestra identidad

 Presencia inspiradora

  Leo oracionalmente los textos del Evangelio y el Anexo 1

Recojo

La comprensión y el significado de María en mi vida creyente

La iluminación que la profundización en María me aporta hoy a esta comprensión y significado: ¿en qué se enriquece?, ¿qué  horizonte nuevo me abre?, ¿qué quisiera dialogar?

La relación María- Red laical Compañía de Maria 

 Preparo  lo que quiero compartir en el grupo.

1.-Una  mujer que llenó su nombre: 

Juana de Lestonnac: construyéndose como hija  y como creyente en un hogar conflictivo…; creciendo en libertad… 

Juana de Montferrant esposa y madre, compartiendo la vida familiar y los compromisos que pedía su rango de baronesa en la sociedad de Burdeos 

Juana de Lestonnac, tocada por el dolor, viuda, cabeza de familia y mujer que ha de gestionar y llevar adelante el patrimonio familiar 

Juana de  S. Bernardo, limitada y frágil; traicionada por su cuerpo, llamada a afrontar la prueba, el desconcierto, abierta al querer de Dios, renovada en su vigor   

Hija de Nuestra Señora, totalmente entregada a Dios en la entrega a la mujer de su tiempo, en un Proyecto de V.R.  que respondía a la gracia recibida en el Cister: integra, su sensibilidad de mujer, su trayectoria espiritual, su rica experiencia, su conocimiento de la realidad,  en  la fundación y consolidación del nuevo Instituto  

Santa Juana, referente como mujer de fe, mujer de Iglesia, mujer apostólica, mujer educadora

Leo el Anexo 2 destacando aquello que me resulta más desconocido, más sugerente…

Evoco, a través de los nombres que fueron configurando su identidad, los rasgos creyentes de Juana de Lestonnac en las diferentes etapas de vida.

Dejo que su experiencia refleje en la mía: qué me interroga, qué me aporta, qué me desconcierta…

 

Anexo 1         Anexo 2

Subir arriba